Últimas noticias:

Headlines
Headlines
ALERTA
  • Headlines

REPRESIÓN SINDICAL EN LA SECCIÓN 31

Autor: Roberto Pérez López Veracruz Sábado 29/09/2012 0
Archivado en:

Como dice el dicho: “el miedo no anda en burro”, así actúa la dirigente de la Sección 31, del STPRM, Edith Carrillo Díaz, quien ante la víspera del proceso interno para la renovación de esa directiva sindical, “siente pasos en la azotea” al surgir José Luis Cortez Huerta, trabajador adscripto a la subgerencia de tesorería del centro administrativo de PEMEX-Petroquímica (PPQ), como un fuerte y serio aspirante a la secretaria general.

El trabajador de planta, contador de profesión, con 18 años de antigüedad, desde hace más de 3 años viene haciendo una labor al interior del sindicato petrolero a través de la organización civil “Petroleros Unidos por México”, con representatividad en todas las secciones, preparándose para asumir la honrosa responsabilidad de poder dirigir su sección 31, con una mentalidad de servicio, con proyectos viables y serios.

La genuina aspiración de José Luis Cortez Huerta no es producto de la improvisación, ni de la ocurrencia, para eso se preparo a conciencia, con propuesta de trabajo y un proyecto integral en beneficio de los trabajadores petroleros y su familia, esto obviamente mantiene inquieta a Edith Carrillo Díaz, quien a toda costa pretende dejar “fuera de la jugada” a su oponente, iniciando acciones de hostigamiento y persecución laboral.

Cortez Huerta manifestó a su representación sindical la inquietud y deseo de participar en la próxima contienda para el cambio de la dirigencia (periodo 2013-2015), tal y como lo marcan los estatutos internos del STPRM, obviamente derivado de eso ha sido objeto de algunas represalias, hostigamiento y calumnias por parte de la representación sindical.

RELATORIA DE LOS HECHOS

El pasado martes 18 de septiembre, José Luis Cortez se presentó a su trabajo, donde tiene la función de Cajero General, reportándose a las 08:30 horas, como lo marca el horario de ingreso de personal, informando a su jefe inmediato que ese día no laboraría por un problema familiar, y que solamente se presentaba para entregar las llaves de la caja y que se le hiciera un arqueo de efectivo para dejar todo en orden.

Toda vez que es responsable del pago a jubilados, que cobran en efectivo y cajas chicas, por la naturaleza de la actividad no debe ser interrumpido por la ausencia de un trabajador, una vez realizado el arqueo en presencia del personal que ahí labora, se retiro en espera de que le aplicarán una FI (falta injustificada).

Para sorpresa de todos, José Luis se entera mediante una llamada telefónica, que directivos sindicales había hecho acto de presencia en las instalaciones, encontrándose con el jefe de Recursos Humanos, tratando su asunto por abandono de labores, y que su jefe inmediato necesitaba hablar con él, para saber si había solicitado un permiso económico o había informado al sindicato que estaría ausente de sus labores.

Acto seguido, José Luis tuvo que trasladarse nuevamente a su centro de trabajo, ahí le pregunto a su jefe sobre lo que estaba sucediendo, respondiendo que la representación sindical y Recursos Humanos lo estaban cuestionando sobre él, y el supuesto abandono de labores, preguntándole (su jefe), si ya había hecho lo conducente para justificar la ausencia, a lo que Cortes Huerta argumentó que no tenía permisos económicos, pues ya los había agotado los 3, a los que tiene derecho (clausula 150 C.C.T.).

Tampoco había solicitado permiso sin goce de sueldo, pues este tramite es con 72 horas de anticipación (clausula 174 C.C.T.), y que la decisión de no laborar la acababa de tomar, debido a un problema familiar, pero que aún con todo, estaba dentro de los parámetros disciplinarios de la empresa, toda vez que puede tener 3 faltas injustificadas en un periodo de 30 días, sin algún tipo de sanción (clausula 24 C.C.T.).

José Luis es un acto de responsabilidad, ya había tomado las medidas precautorias para no crear un conflicto ante Recursos Humanos y el sindicato, sin embargo, el jefe inmediato de Cortez Huerta, le informa que el problema es que Recursos Humanos estaba encima de él, para que se levantara un acta por abandono de labores, algo improcedente.

Cabe mencionar que un acta de abandono de labores la emite el jefe inmediato del trabajador, pero en esta ocasión el sindicato, que se supone es quien representa y defiende al trabajador ante la empresa, es quien está llevando a cabo todo el proceso conjuntamente con los representantes de la administración, ya que estos están solicitando al jefe inmediato un reporte de hechos basados en la clausula 24 del C.C.T.

Esto obviamente es improcedente, en principio, no existe reporte alguno del jefe inmediato de José Luis, la acción que pretende hacer el sindicato y Recursos Humanos es una falta de ética profesional y una violación a los derechos, toda vez que un servidor público de esa jerarquía se preste a este tipo de atropellos para afectar a un trabajador, mancha la imagen de la empresa (PEMEX) y del sindicato (STPRM).

Por todos es conocido como se manejan los líderes, y también como se involucran los funcionarios de PEMEX, quienes se suponen deben de actuar con imparcialidad, no prestarse a este tipo de irregularidades.

LA QUEJA ANTE OIC

De estos hechos, la queja fue enviada a Arturo Velasco Ponce, titular del área de quejas del OIC, contra Roberto Andrés Egremy Pulido, Subgerente Interino de Administración Personal, Ernesto Eduardo Ramírez Bautista, Superintendente de Servicios y Prestaciones, derivado de las acciones a las que se han prestado en conjunto con la representación sindical de la Sección 31 del STRPM.

Por actos de consigna, hostigamiento y persecución laboral, abusando del cargo que ocupan, además de contravenir con lo estipulado en el articulo 8, fracción I y VI de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de Servidores Públicos.

Para cualquier comentario, sugerencia, opinión y aclaración al correo electrónico:

roberetopelo66@gmail.com y al teléfono celular: 921 17 27002.

 

Roberto Pérez López

Web - Adminstrador